sábado, 11 de septiembre de 2010

"MAGIA PROHIBIDA" - Jo Beverly

En el Londres de 1812, la joven Meg y sus cuatro hermanos pequeños se encuentran en la más absoluta miseria y amenazados por un casero sin escrúpulos.

En la otra parte de la ciudad, el Conde de Saxonhurst debe cumplir la palabra dada a su abuela, la detestada Duquesa de Daingerfield.

La magia pagana de una antigua figura de piedra actuará como vínculo entre todos ellos, en una sucesión vertiginosa de diálogos impregnados de ingenio, sensualidad y un desbordante sentido del humor.

“A punto estuvo Meg Gillingham de cortarse con el cuchillo de cocina al oír de repente los aldabonazos en la puerta. Era la noche de Navidad. Ella esperaba que los dejaran tranquilos durante las fiestas.

Aquellos golpes reiterados echaban por tierra sus esperanzas”.

Desesperación
Meg Gillingham, hija de un Caballero. Debido al prematuro fallecimiento de sus padres, y a la mala gestión financiera de éstos, se encuentra en una situación desesperada. Tiene cuatro hermanos menores que dependen de ella. Son pobres, no tienen esperanzas, la situación es cada vez peor, apenas tienen para comer. No tienen a quien recurrir. Su casero, Sir Arthur, es un hombre realmente despreciable que trata de utilizar su posición y la desesperación de Meg, para satisfacer sus deseos lascivos, con planes que incluyen a Laura, la hermana quinceañera de Meg. Su posesión más preciada, y más temida también por su poder es una figura de piedra llamada “sheelagh-ma-gig”. Era una piedra de los deseos y podía satisfacer importantes peticiones de las mujeres de la familia que tuvieran el don de dominarla. Aunque había que pagar un precio. Siempre había un precio... No obstante, ante los perversos planes de su casero, no le queda otra opción que recurrir a la piedra mágica para salvar a Laura y proteger a sus hermanos. La magia es poderosa y pone en su camino a su salvador en la figura del Conde de Saxonhurst.

“Owain Chancellor abrió la puerta del dormitorio con la esperanza de que Sax estuviera solo. Por lo general, echaba fuera a las mujeres antes de quedarse dormido, pero de vez en cuando alguna se las ingeniaba para permanecer allí. No obstante, aquella mañana, el Conde de Saxonhurst estaba solo, tendido a todo lo ancho sobre la cama desecha, con la rojiza cabellera desordenada y los músculos tersos, lo que le daba un aspecto de león ahíto. Seguramente no le costaría mucho convencer a sus amantes, les bastaría con ver que él ocupaba toda la cama”.

Despreocupación
Sax, Conde de Saxonhurst, es un noble libertino, despreocupado, mujeriego y arrogante; pero también divertido y con cierto punto de extravagancia. Su vida relajada se ve alterada por los planes de matrimonio de su odiosa abuela, la Duquesa de Daingerfield quien está empeñada en casarle con su aburrida prima. Intentando escapar de este destino, decide casarse con cualquier joven dama que lo acepte en menos de una semana. Esta no es otra que la deliciosa y bondadosa Meg.

Ambos desean escapar del destino que tenían. Ella huye de la pobreza y de los malvados planes de Sir Arthur. Él huye de las garras matrimoniales que su abuela le está obligando a aceptar. Y sólo una semana para resolver sus respectivos problemas. Son dos desconocidos pero se casan y tratan de construir una vida juntos. Sax se convierte en protector de Meg y sus hermanos, les da un futuro y una vida sin penurias. La pasión surge entre ellos desde el momento en que se ven y, lo que en un principio es un matrimonio de conveniencia, se convierte en un amor profundo.

“Magia Prohibida” tiene varios ingredientes interesantes. Por un lado percibes claramente la situación desesperada de Meg, la pobreza, la angustia y la ansiedad ante una vida miserable. Por otro, está la Sax... despreocupado, alegre y extravagante, pero con una abuela que pretende dirigir su futuro. Éste se rebela contra estos planes, lo que no sabe es que encontrará una vida mejor junto a Meg y su familia.

En determinados momentos esta historia no es fácil de leer. Ves el hambre, el frío y la desesperanza. En otros momentos es divertido, sobre todo el entorno de Sax. El argumento es interesante y está bien contado. La magia funciona.

Creo que Jo Beverly ha acertado en su relato. Mantiene el interés durante todo el tiempo, no tiene altibajos y detalla con facilidad tanto el ambiente de pobreza de Meg como el más opulento de Sax. Define muy bien a sus personajes y hace que adores a los protagonistas y odies al malvado Sir Arthur y a la inflexible Duquesa.

Es un libro totalmente recomendable.

4 comentarios:

  1. Me encanta este libro, fue de los primeros de ella que me leí, es una pena que ahora los libros que saca esta autora sean como mucho "pasables"... ains

    ResponderEliminar
  2. Sí, a mi también me gustó mucho. De todas formas, creo que Jo Beverly es como Jane Feather y Jo Goodman, que tienen libros fantásticos y otros muy... "pasables"...

    ResponderEliminar
  3. jajajajaja, Ana ¡qué razón tienes! jajajaja

    ResponderEliminar