martes, 7 de septiembre de 2010

"SEDUCCIÓN" - Amanda Quick

El carácter sombrío y enigmático de Julian, Conde de Ravenwood, así como su fuerte temperamento, habían despertado la desconfianza y el temor entre los habitantes del pueblo que no dudaban en llamarle “El Demonio”. Este calificativo se había generalizado aún más desde la misteriosa muerte de su bella y joven esposa. Ahora Sophie Dorring, una muchacha criada en el campo, estaba a punto de convertirse en la nueva Lady Ravenwood, atraída por la extraordinaria fuerza del Conde.


Adoro a Amanda Quick, adoro a sus magníficos hombres y adoro a sus extraordinarias mujeres, siempre especiales y diferentes. Adoro la manera que tiene de describir a sus personajes y la forma en que relata los sentimientos siempre me llegan al corazón.

 

“Seducción” es un claro ejemplo del estilo de esta autora. Su protagonista, Julian es un viudo amargado, resentido y desconfiado debido a un desafortunado matrimonio. Pero, como Conde que es, tiene obligaciones para con el título y necesita un heredero. Toma la pragmática decisión de casarse de nuevo con una joven de la nobleza rural, alguien completamente diferente a su primera esposa (la malvada y trastornada Elizabeth).

 

Sophie Dorring tiene ya 23 años, edad avanzada para las costumbres de la época, no es especialmente atractiva, ni mundana y tampoco destaca por su elegancia o saber estar. Julian busca una esposa que le de “un heredero y nada de problemas”, considera que ella es la elección adecuada, por su inocencia y escasa experiencia. Es más, en su arrogancia, incluso cree que ella debería estarle agradecida por salvarla de la soltería. Según sus propias palabras: “una joven de 23 años, criada en el campo, de aspecto apenas pasable y con una herencia extremadamente reducida, no podía aspirar a más ni por casualidad”. No obstante y a pesar de que el Conde es un hombre dominante y seguro de sí mismo, desde el principio la Señorita Dorring lo hace bailar al son que ella toca...

 

La protagonista es inteligente, culta y firme en sus opiniones y actitudes. Destaca por su elevado sentido del honor y por la defensa a ultranza que hace de los suyos. Oculta un secreto que la llevará a una investigación con consecuencias peligrosas y que la hará vivir experiencias inusuales.


Todas las protagonistas de Amanda Quick tienen alguna característica que las hacen especiales y únicas. En este caso, el aspecto de Sophie es un desastre, o un caos incluso. Se le desarregla el peinado, se le cae el sombrero, se le estropean los vestidos, se le deshacen los bolsos.... pero precisamente este hecho constituye una parte importante de su atractivo.
Desde el momento en que se casan, Julian empieza a darse cuenta de que su nueva esposa no es como esperaba. De entrada, siente un intenso deseo por ella y la empieza a mirar con otros ojos. Le sorprende y desconcierta constantemente y surge un apasionado amor que lo llevará a la redención. Poco a poco y después de superar algunos escollos y situaciones complicadas, arranca de su corazón la desconfianza y la amargura.

 

“Seducción” es una novela con una prosa ágil, fácil de leer y entretenida. La gran protagonista de la historia es Sophie Dorring, en torno a la cual gira todo el argumento. A Julian, a pesar de su fuerte carácter, sus enfados y sus intentos por imponer su voluntad, no le queda más opción que seguir a esta encantadora mujer allá donde quiera llevarlo porque creo que en el fondo sabe que ella es su salvación.

 

Desde la primera página este libro me enganchó por completo. Por norma general, suelen gustarme más los personajes masculinos que los femeninos, pero en este caso Sophie me encandiló por completo por su encanto y firmeza de carácter. Bueno, supongo que una mujer que en aquella época leía a Mary Wolestonecraft y además estaba de acuerdo con ella, tiene que tener algo especial...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada