miércoles, 8 de septiembre de 2010

"APASIONADA" - Virginia Henley

Elizabeth Hardwick, una bella y ambiciosa plebeya que llega a ser dama de honor de la Reina Isabel I de Inglaterra, había jurado dejar atrás la pobreza. Consigue trabajo en la casa de una acaudalada noble londinense que le permite sumergirse en un excitante mundo de ricos y privilegiados. Pronto conocerá a personajes atractivos y poderosos como George Talbot, un apuesto heredero cuya audacia despierta en Elizabeth una pasión irresistible.

ESTA CRÍTICA CONTIENE SPOILERS

Virginia Henley ha dedicado este libro “a todas las mujeres fuertes y vitales. Ya sabéis quiénes sois”. Me parece una maravillosa dedicatoria y, sin duda, muy apropiada porque Elizabeth Hardwick fue una mujer así.

La protagonista que nos ocupa fue un personaje real, la autora nos ofrece con este relato una nueva lección de historia ya que, además, ha realizado una intensa investigación, aderezada como siempre con una narrativa creativa, llena de sentimientos y pasión.

La historia de esta extraordinaria mujer empieza cuando aún no había cumplido los 6 años y ya decían de ella que tenía “un exceso de pasión”. Bess es una plebeya que, debido a la muerte de su padre, debe abandonar su casa junto con su familia para trasladarse a casa de su tía. A la edad de 16 años comienza a trabajar como dama de compañía de Lady Zouche y sus dos hijas y en ese momento comienza el excitante e inesperado viaje de su vida.

Bess es una mujer asombrosa, llena de pasión, fuerza, vitalidad y ambición. Pero también posee un gran corazón y un alma noble. Se casó cuatro veces, dos por obligación y dos por amor. Aunque no amaba a su primer y su tercer marido, si les profesaba un profundo afecto y se entregó a ellos con la voluntad de la mejor de las esposas.

Su primer marido, Robert Barlow era un joven débil y enfermizo que adoraba el suelo que ella pisaba. Obligada por las circunstancias, consintió en casarse con él para salvar a su propia familia de la ruina. Entre ambos existía una profunda amistad y Bess lo cuidó como si de un hijo se tratase, con cariño, ternura e infinita paciencia. Esta es una historia carente de pasión pero muy conmovedora y no puedes evitar sentir lástima por Robert y su temprano fallecimiento.

Bess conoció a su segundo marido, William Cavendish (llamado Tunante Cavendish) cuando sólo contaba 16 años. Desde el primer momento surge entre ellos una pasión arrolladora, que se convierte en un intenso y profundo amor que va más allá del tiempo. El Tunante era un hombre casado, pero inicia su cortejo porque no puede arrancarse a esta asombrosa mujer del alma. Durante años la persigue incansablemente, hasta que se convierte en viudo y finalmente logra convertirla en su esposa. Aquí nos encontramos con una historia completamente diferente a la anterior. Aunque Cavendish es unos 20 años mayor que Bess, ambos son vitales y apasionados, su unión es como una llama incandescente y sientes que están hechos el uno para el otro. Esta es una gran historia de amor que concluye trágicamente con la muerte de William y que deja a Bess desolada.

Pero Elizabeth Hardwick es una mujer fuerte y práctica, tiene 6 hijos por los que luchar y seguir adelante. Obligada por su gran amiga Isabel I de Inglaterra (a la que conoció siendo una niña), se traslada a la Corte Real y posteriormente se casa con William St. Loe, Mayordomo Mayor de Inglaterra. No estaba enamorada de él, pero el afecto que le tenía era auténtico. Esta fue una unión concertada por el capricho de la Reina, pero, al igual que en su primer matrimonio, Bess se entregó a St. Loe con ternura, paciencia y cariño. Dado que su esposo era mucho mayor que ella, se queda viuda de nuevo y jura que no volverá a casarse. Tiene dinero, independencia y una posición social envidiable.

No obstante, a veces el destino nos tiene preparadas sorpresas y Bess volvería a casarse por cuarta vez. En este caso con George Talbot, Conde de Shrewsbury, uno de los nobles más importantes del país. Este personaje aparece a lo largo de todo el relato, desde que lo conoce a la edad de 16 años. Ciertamente percibes que entre ellos hay una chispa de pasión, pero durante mucho tiempo queda oculta por el profundo amor que la protagonista siente por Cavendish. Finalmente ella se enamora intensamente de este hombre y es capaz de despedir, que no olvidar, a su gran amor, el Tunante. Este cuarto matrimonio supone la culminación de una vida de ambición, pasión y lucha; de plebeya a condesa.

Así como en la mayoría de las novelas románticas que leo, el argumento principal gira en torno a una historia de amor; en este caso creo que el relato que nos ofrece Virginia Henley es sobre una mujer admirable, que vivió dos grandes amores llenos de pasión. Y no hablo sólo de pasión sexual, me refiero sobre todo a pasión por la vida. En cualquier caso, todos los hombres que pasaron por su vida la amaron profundamente, la adoraron como a una diosa y la cuidaron como a una reina. Y Bess le ofreció a cada uno de ellos lo mejor de sí misma y lo que necesitaban en cada momento.

Creo que es importante destacar que uno de los legados más importantes que dejó esta admirable mujer fue la construcción de Chastworth, un castillo que aún hoy en día existe y que permanecerá como testimonio de una vida inusual y extraordinaria. También es importante destacar el papel de Isabel I, este libro nos acerca más a un personaje histórico de gran relevancia.

Adoro a Virginia Henley y “Apasionada” me parece una de sus mejores novelas y no podía tener un mejor título. Me da la impresión de que siempre digo lo mismo, pero creo firmemente que sus relatos traspasan las páginas del libro. La narrativa de esta autora me lleva a vivir la historia de manera emocionante, no puedes dejar de leer. El argumento es interesante de principio a fin y los diálogos ágiles, la historia fluye de manera natural y llegas a comprender a Elizabeth Hardwick como si la conocieses de toda la vida.

Puede que sea un atrevimiento por mi parte, pero recomiendo este libro como una de las mejores novelas románticas que he leído nunca. A quien le guste el género histórico, no debería dejar pasar la oportunidad de sumergirse en las páginas de “Apasionada” y espero de corazón que las disfrute tanto como yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada